La moda no incomoda (III)

Todo inicio tiene un final y aprovechando el final del verano en este post voy a despedir la ‘semana de la moda del #blogdepi’ haciendo lo propio, posando para todos vosotros bajo la óptica y talento de  José Gualda, de Gualda Fotógrafos, fotógrafo de Granada con quien he tenido el placer de  disfrutar de una sesiones de fotografía únicas. Aprovechando este momento y ya que hemos tratado el tema de la propiedad intelectual durante nuestras sesiones, os voy a expresar su visión respecto a temas tan importanes como la propia creación, que como sabéis parte de una idea, aunque las ideas no se puedan registrar ni proteger por propiedad intelectual.

Mi visión es continuamente intermitente, dado que cada producto, marca o modelo es totalmente diferente, nunca podremos pensar de la misma manera si vamos a crear una imagen musical o por el contrario nos enfrentamos a una editorial de moda. En lo que si confluyen mis ideas es en llevar siempre una dinámica, crear un guión y hacer de cada sesión un pequeño cortometraje, me gusta que mis imágenes digan algo y no simplemente individualmente, si no que toda la editorial siga el mismo papel de la película, mi frase sería:

“Me gusta ver vida en cada imagen”.

Siempre me he enfrentado a diseñadores que han confiado en mi plenamente, por lo que mi libertad a la hora de crear ha sido totalmente plena, lo mismo oriento una campaña en época y ambiente vintage que otra como la última que estamos preparando que se enfoca en la guerra civil española, no dejando nunca de lado la calidad a la hora de ver bien la prenda. A los modelos lo único que les pido es que transmitan, ya de lo demás me ocupo yo, explicándoles y dirigiéndoles en todo momento.

La moda nos tiene llegar a través de las imágenes, por lo cual pienso que esta tiene que ser parte de nuestra vida, ver reflejado en ello nuestro día a día o incluso parte de nuestro futuro o pasado.

Ya que surge el aspecto temporal, muy poca gente sabe que la propiedad intelectual, tal y como la conocemos, nace en España a finales del siglo XIX, cuando la Cortes del reinado de Alfonso XII aprobaron la primera Ley de Propiedad Intelectual. Como siempre  las leyes son espejos de la sociedad y regulan sus necesidades, de ahí que, igual que evolucionan los humanos deben evolucionar la leyes, aunque como decía Montesquieu, “las leyes deben modificarse con manos temblorosas”, ya que requieren de mucha reflexión, pues son como grandes contratos entre los ciudadanos y los Estados para mantener el bienestar. Al igual que ocurre en una familia, hay momentos mas apurados y otros mas holgados. Como dice Calvin Klein, “hay que tener dos armarios con dos tallas diferentes, uno para cuando se está delgado y otro para cuando se disfruta más de la vida”.

Photo: José Gualda http://www.gualdafotografos.es

Reflexionando sobre los temas que hemos expuesto sobre la mesa, i.e.: la creación en el mundo de la moda. Hemos aprendido como proteger nuestras producciones, si el presupuesto lo permite. Claro que soy de los que recomiendo que si se hace una inversión económica hay que ir en serio:  “hasta el infinito y más allá”, como decía un dibujo animado de este siglo. Esa es una de las mejores formas de proteger nuestras creaciones, la confianza en nosotros mismos y siendo cautos con el trabajo. Para lo demás ya conocéis que herramientas legales disponemos: marcas, registro de la propiedad intelectual, patentes, diseños industriales, secreto empresarial, etc, sin olvidar el Notario que, aunque más corta en tiempo, es muy eficaz. Le pregunto tras esto a Gualda como protege él sus derechos de autor.

Muy buena pregunta Antwone, es un tema que siempre he tenido muy descuidado y del cual no he buscado mucha información.

Desde que empecé en este mundo de la imagen hace veinte años, he visto copiadas y plasmadas copias casi idénticas de muchas de mis ideas que ya había realizado, sin embargo hasta ahora mis pensamientos han sido claros, en vez de mirarlo como que me han copiado y voy a denunciar sobre ello, ha sido al contrario, “me he alegrado”, dado que mis pensamientos han sido que si se han copia ha sido por que realmente les ha gustado mi trabajo y soy fuente de inspiración para otros.

En lo que si que he invertido un poco últimamente es en la protección de mis imágenes en la web, porque queramos o no Internet es una fuente de peligros constantes, dado que nunca sabes donde van a terminar.

Por lo demás reconozco que debo de informarme y tener mas en cuenta cada día y sobre todo ahora que mis trabajos empiezan a salir un poco mas afuera de mis fronteras actuales.

Uno de los motivos por los que escribí “P.I. La Contraseña” es para que los que están en época de aprendizaje conozcan como históricamente empezó nuestra sociedad a respetar y darle importancia a los bienes mas inmateriales, por su originalidad y esfuerzo creativo. De hecho cuando ofrezco alguna charla, en los medios de comunicación, en los colegios o en los Master, insisto en que me quedo más tranquilo transmitiendo estos conocimientos. Luego paso el testigo y ya corresponde a cada quien (como dicen los mexicanos) a hacer su propia reflexión y análisis de conciencia y ya en sociedades futuras veremos el resultado. En nuestra sociedad actual, vemos la falta de atención que se ha puesto hacia la creación en este país, pues desgraciadamente aun tenemos que luchar contra la piratería, mientras que en otros países ya han pasado de pantalla y luchan contra los monopolios en los mercado de bienes digitales. Pero estoy seguro que vamos a ser nosotros, los propios creadores y nuestros seguidores los que tenemos el firme propósito y proyecto de arreglar inmediatamente este asunto tan importante para la felicidad natural del ser humano. A propósito de proyectos, aprovecho para preguntarle al líder de Gualda Fotógrafos cuales son sus próximos proyectos.

Mis próximos proyectos de moda son muy distintos, por ejemplo, próximamente tengo la campaña de la cual os he hablado antes que va enfocada en la guerra civil española, es una diseñadora que se llama Begga Design, Islandesa pero residente en Madrid, son muchas las editoriales realizadas para ella, por lo que el contrato siempre ha sido del mismo tipo, privado, especificando muy bien en cada cláusula los precios, horarios, número de imágenes finales entregadas y por supuesto una cláusula donde especifica que los de derechos de imagen quedan para el autor, pudiendo ser expuestos en los medios publicitarios de la empresa, siempre después de uso y divulgación por el cliente, también se especifica en esta cláusula la libre distribución y explotación por parte de la empresa contratante.

Otro proyecto es un reto al cual llevaba tiempo queriendo enfrentarme y es una campaña de trajes flamencos de una diseñadora que siempre he admirado como profesional y persona, Vicky Martin Berrocal, en este caso no se aún que tipo de derechos se trataran, pero seguro que se llegará a un buen acuerdo para uso y explotación del material conseguido.

Hace muy poco me dieron una buena lección de cómo se debe de redactar, proteger y blindar un trabajo, haciéndome firmar el mejor contrato de derechos que había visto hasta ahora, este contrato eran los derechos de explotación de imagen de las fotos realizadas a Salvador Beltrán para su disco con Sony Music.

Por otro lado siempre conservo los archivos originales disparados por mi cámara de toda imagen que sale publicada de cualquier forma, los RAW, dado que en ellos se encuentran todos mis datos, desde nombre y apellidos, hasta el número de serie de mi cámara, ya que a la hora de demostrar que la imagen es tuya estos datos son totalmente efectivos.

Aunque debo de reconocer en este tema me queda mucho que aprender.

Aprender, así es, nos pasamos la vida aprendiendo… Pero mientras tanto ¡hay que vestirse todos los dias! Gracias José Gualda, las fotos están quedando estupendas. ¿Seguimos?

Feliz Otoño.

Photo: José Gualda http://www.gualdafotografos.es